El Capricho de Gaudí con niños

Capricho de Gaudí

Enclavada entre la joya medieval de Santillana del Mar y la plácida villa pesquera de San Vicente de la Barquera, se encuentra la villa de Comillas con su extravagante arquitectura modernista, entre la que se sitúa el Capricho de Gaudí como mayor referente.

Ya merecía la pena darse un paseo por Comillas, uno de los pueblos más bonitos de España, y admirar las calles empedradas de este Conjunto Histórico Artístico y sus palacios, casas solariegas y pequeñas plazas.

Ahora se añade un atractivo para el turismo en familia, porque en los últimos años se ha convertido el Capricho de Gaudí en un museo, que se acuerda de nuestros hijos y les ha preparado muchos planes muy divertidos.

Te los explicamos en este artículo, así como toda la información práctica para hacer tu visita más fácil y divertida.

Y no te pierdas el final del artículo, en el que desvelamos el secreto mejor guardado en el Capricho de Comillas, junto a tres enigmas que no se han conseguido desvelar desde el S.XIX 🙂

¿Vamos a conocerlo?

Historia del Capricho de Gaudí

Este capricho modernista lo diseñó un jovencito Antoni Gaudí en 1883 por encargo de un indiano adinerado de la época, Don Máximo Díaz de Quijano.

Junto al Palacio Episcopal de Astorga y la Casa Botines de León, el Capricho es una de las tres únicas obras de Gaudí fuera de Cataluña.

vista exterior
Imagen cortesía de Quique Amargós.

Envuelto por delicados girasoles, y con una torre en forma de minarete que apunta al Mar Cantábrico, el Capricho de Gaudí da forma a las dos aficiones principales de Máximo Díaz de Quijano:

  • La música, al encontrarse cenefas en forma de pentagramas, un mirlo que toca el piano acompañado de una abeja que le acompaña con la guitarra o un genial sistema de contrapesos que hace que las ventanas emitan notas agudas cuando se abren o se cierran entre otros elementos.
  • La naturaleza, su otra gran afición, representada por los famosos girasoles cerámicos del exterior o el antiguo invernadero que ilumina todos los ambientes mediante puertas o ventanas. En la actualidad se proyecta un vídeo de presentación de esta joya de la corona de la arquitectura modernista de Comillas.

Lamentablemente, su propietario solo pudo disfrutar brevemente de su residencia estival, dado que falleció en 1885, el año de finalización.

Hoy descansa en el cementerio de Comillas, obra del también genial Domènech i Muntaner, creador de la imponente Universidad Pontificia de Comillas, la Fuente de los Tres Caños, o del Monumento al Marqués de Comillas, todas citas obligadas en nuestro día en Comillas.

¿Cómo llegar al Capricho de Gaudí?

La dirección del Capricho de Gaudí es Barrio Sobrellano, s/n, 39520 Comillas, Cantabria, y su dirección en Google Maps es la de este enlace.

Si vienes en coche, es la salida nº 249 de la Autovía A-8 hacia Comillas o puedes disfrutar de la carretera costera que une San Vicente de la Barquera con Suances, la CA-131.

También hay servicio de autobús desde Santander. La companía que lo realiza es La Cantábrica, y en este enlace encontrarás los horarios entre Santander y Comillas.

Por último, si estás haciendo el Camino de Santiago por su vertiente norte, Comillas es parada obligada, y aquí podrás disfrutar del Albergue Municipal de peregrinos de Comillas.

Al igual que muchos que nos preguntan, probablemente quieras saber dónde aparcar:

¿Dónde aparcar cerca del Capricho de Gaudí?

Aunque en Comillas la oferta de aparcamientos es algo limitada dispones de algunos en la playa, junto a el Parque de Sobrellano o cerca del Pabellón Polideportivo.

La mejor opción para aparcar es a unos 200 metros subiendo por la calle desde la que se accede, el Paseo de la Estrada. Hay un aparcamiento pasado el supermercado Lupa, que es bastante grande y no tiene pérdida.

En temporada baja se puede aparcar en varias callejuelas junto al Capricho.

Precios del Capricho de Gaudí

La tarifa general es de €5. Para niños de 7 a 14 años o personas con discapacidad la tarifa es de €2,50 . Los menores de 7 años tienen acceso gratuito.

Si venís en un grupo de más de 15 personas, os conviene revisar la oferta para grupos, con la que os van a tratar como reyes.

Para cualquier opción, lo más fácil es llamar al 942 720 365 o enviarles un correo electrónico a: visitas@elcaprichodegaudi.com De verdad que son muy atentas.

Me parece importante decirte que el mantenimiento del Capricho se realiza de forma privada. No reciben ninguna ayuda pública, así que con el precio de la entrada se conserva y mantiene una obra tan importante como esta. Aún así los precios son más que populares y merece la pena descubrir esta joya modernista.

Aunque en el S.XIX la accesibilidad no era la prioridad que es en la actualidad, en el Capricho de Gaudí hacen lo que pueden para facilitar su acceso. El carácter empedrado de Comillas no facilita ir con silla de ruedas o un carrito de bebé.

Una vez allí, existen rampas para pasear por el jardín o conocer la planta principal. Como las escaleras son de caracol, lamentablemente no se puede acceder a las plantas superiores. Es un detalle que personas en silla de ruedas o invidentes tengan acceso gratuito.

Los servicios están en la planta baja y están muy limpios y son de fácil acceso, junto a las salas polivalentes de actividades para niños.

Como curiosidad, me gustaría indicar que se permiten perros en el jardín exterior, y no se permite entrar con mascotas.

Horario del Capricho de Gaudí

Horario:
De noviembre a febrero: todos los días, de 10:30 a 17:30.
De marzo a junio y octubre: todos los días, de 10:30 a 20:00.
De julio a septiembre: todos los días, de 10:30 a 21:00.
Cerrado el 1 y 6 de enero, y el 24, 25, y 31 de diciembre.
Visitas guiadas (45 minutos): 11:00, 12:00, 13:00, 16:00, 17:00 y 18:00. Muy recomendables. Profesionales y amenas. Si solo observas la casa sin explicación te perderás muchos detalles.

Es un edificio fácil de visitar dado su reducido tamaño. La orientación de la casa, las puertas, las ventanas y la distribución de las habitaciones son increíbles.

Aún así, es asombroso conocer la tanto las atrevidas decoraciones como los automatismos que Gaudí diseñó para hacer de éste un edificio único. Era un adelantado a su tiempo.

niño en el Capricho de Gaudi
Cortesía de El Capricho de Gaudí

Actividades del Capricho de Gaudí para niños

En el Capricho de Gaudí están decididos a demostrar que un museo puede ser muy divertido.

Taller infantil
Cortesía de El Capricho de Gaudí

De hecho, el enfoque que tiene El Capricho hacia el público infantil es amplio porque su lema es «la cultura también puede ser divertida» y para ellos el público infantil es fundamental.
• De entrada, tienen una gymkana llamada «los 6 enigmas de Gaudi» para que los niños vayan superando una serie de pruebas fuera y dentro de la casa.
• Luego, cada mes, hacen las llamadas «Gauditecas«, que son talleres infantiles para hacer en familia en relación a la temática del mes o de la semana. Su coste está entre 3 y 4 €. En sus stories de Instagram hay uno titulado «Gauditecas» para que te informes de las que se realizan en este momento. Siempre hay un miembro del equipo supervisando, pero los peques nunca pueden estar solos. Algún adulto tiene que estar presente y suelen tardar en hacer la actividad 30 min. como mucho.
Las visitas guiadas, si hay muchos niños se adaptan para que ellos sean los protagonistas de la historia. Se les hace partícipes haciendo que toquen algún elemento del museo… Esto suele ocurrir en verano. ¡No tienen ningún coste adicional! Asegúrate de comprobar disponibilidad antes de acudir.
• Finalmente, los grupos escolares son su fuerte antes y después del verano. En la web https://www.elcaprichodegaudi.com/grupos/programa-escolar/ tienen hasta un menú escolar para que los colegios elijan a la carta. Suelen hacer yincanas personalizadas para que pongan en práctica lo aprendido durante la visita guiada.

Si vas con niños, en el vídeo de abajo tienes 4 normas super-mega-extrictas 😛 que se deben seguir durante la visita:

El secreto del Capricho de Gaudí

Os agradecemos de corazón que nos hayáis recomendado tanto visitar el Capricho. A mi hija de 8 años no deja de hablar de El Capricho, y no sé le olvidará esta visita nunca. ¡Fue Maravilloso!

Durante vuestra visita se aprende mucho de arquitectura que además podemos aplicar a nuestro día a día: os explican el por qué del uso y la decoración de las estancias, la orientación, los materiales, etc .

La imaginación portentosa de este arquitecto, decorador, interiorista y artista nunca falla. Gaudí imprime un sello inconfundible a todas sus obras.

Talleres infantiles en El Capricho de Comillas
Cortesía de El Capricho de Gaudí

Y ahora voy a desvelar el secreto del Capricho de Gaudí: son nuestras guías durante la visita. Sin ellas no habríamos podido comprender el ingenio de las soluciones arquitectónicas desarrolladas por un genio, y que podrás aplicar en la vida real.

Esther, Julia, y tantas otras, hacen que la visita sea una muy buena opción lúdica y cultural. Se nota que les gusta su trabajo
y ponen todo el entusiasmo en ello.

Nuestra guía nos hizo la visita muy amena, llena de sorpresas, especialmente con las ventanas, que te dejan con la boca abierta admirando las genialidades de Gaudí.

La visita es interactiva y las guías animan a los niños a participar, adaptando una visita a un museo a las necesidades del S.XXI. No hay familia que no hable bien de ellas. Son el ingrediente más importante para entender una de las mayores obras de arte de Cantabria.

ventana el Capricho

Los enigmas del Capricho

Para finalizar, te dejo tres enigmas sin resolver:

  • ¿Por qué los bancos de los balcones miran hacia adentro?
  • ¿Qué símbolos musicales tiene el edificio?
  • ¿Cuánto tiempo disfrutó de la vivienda su dueño?

No esperes que desde Cantabria con niños los desvelemos 😉 Tendrás que visitarlo para saberlo.

¿Me he olvidado de algo? Espero que disfrutes de tu visita a Comillas, uno de los pueblos más pintorescos de España según National Geographic, y que la apuesta del Capricho por los niños sirva de inspiración a otros edificios tan magníficos como la Universidad Pontificia, el Palacio de Sobrellano o el Cementerio.

Tan solo un último consejo, que es mejor ir entre semana para evitar horas punta porque hay salas pequeñas y si hay mucha gente no deben ser cómodas.

Si ya lo has visitado, puedes poner tu opinión en la sección de comentarios de abajo. Si no, no te olvides de etiquetar a Cantabria con niños si publicáis alguna foto en Instagram.

Y ya sabes que si quieres seguir recibiendo los mejores planes con niños en Cantabria, te puedes suscribir a nuestro boletín mensual. Te prometo no ser pesado.

2 Comments on “El Capricho de Gaudí con niños”

  1. ¡Millones de gracias! Nos encanta que nos visiten nuestros vecinos y familias de Cantabria. Trabajaremos para hacer que la cultura sea siempre divertida. ¡Prometido! Hay lugares maravillosos en Cantabria para visitar con la familia. Gracias por esta página y muy agradecidos de que nos incluyáis en ella.

    Todo el equipo del Capricho de Gaudí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *